domingo, 7 de marzo de 2010

Trastornos del sueño

Bueno, esto comenzó hace un par de meses como una curiosa anomalía en mi vida, yo era de esas personas para las que dormir 168 horas semanales no era suficiente.

Poco a poco empecé a tener unos horarios más razonables
-Tu cuerpo se esta acostumbrando a un horario, eso es bueno Jose. Me decían

Y la verdad, yo tambien lo pensaba así, pero poco a poco la cosa se ha ido tornando azul oscuro en lugar de aclararse, comencé a despertarme a las 6 de la mañana independientemente de las horas de sueño acumuladas.

Todo se mantenía en pié, mi organismo respondía, incluso a nivel físico, me sentía más fuerte.
-¡Coño!, ¡Esto del horario va a ser bueno y todo!. Me dije un día.


Y así, se fueron reduciendo las horas de sueño, me he acostumbrado a dormir no más de 4 horas al día, y no será por falta de intentos... el punto límite de esto a mi cerebro ha llegado hoy.

Me parece genial despertarme todos los días entre las 6 y las 7 de la mañana independientemente del día de la semana que sea, pero llegar a casa a las 6 menos cuarto y despertarse a las 7 y cuarto, ya va teniendo menos gracia...

Se podría decir que estoy incluso preocupado.

1 comentario:

IRENE••• dijo...

A mí me gusta pensar que algo tiene que ver tanta lluvia interna con los tres meses de reclusión que llevamos...

En fin, "nunca llueve eternamente". Ánimo :)

PD. Dicen que el que mucho duerme, poco vive... según se mire, eres un suertudo!