jueves, 29 de abril de 2010

Que quede bien claro antes de seguir

"La ciencia no es la respuesta, la ciencia es la pregunta, la respuesta es la naturaleza"


Y es que no deja de sorprenderme la facilidad con la que la gente hace del camino la meta.

Paradojicamente, he podido comprobar que el desconocimiento total de las leyes de la física es requisito imprescindible para creer en ella. Y mientras tanto, las mismas preguntas de siempre: ¿Onda o partícula?

2 comentarios:

Enrique Montalar dijo...

Je, je, eso es como lo de la pulsera Power Balance. Si tiene hologramas es que es buena, si no, las tarjetas de crédito no los llevarían. Además lleva "frecuencias cerebrales positivas", te la pones y dejas de pensar por tí mismo en el acto, el sueño de los políticos, que dejemos de pensar y hacernos preguntas raras sobre el funcionamiento de las cosas.

Un saludo

Leibnitz dijo...

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/estudio/concluye/pulsera/Power/Balance/mejora/equilibrio/elpepusoc/20100517elpepusoc_11/Tes


Supongo que tu también lo habrás leido