jueves, 8 de julio de 2010

Cuentas pendientes


[...]erguí mi cuerpo, como debe andar el hombre, por más que mis pensamientos continuaran siendo humildes y sencillos.
-Dante, Fragmento del Canto XII del Purgatorio

No han pasado aún más que algunos meses, pero para nada parece que hubiese sucedido ayer.

¿He cambiado en este tiempo?
Seguramente; ¿para mejor... o para peor? eso no lo se.

¿He aprendido algo en este tiempo?
Poca cosa. He aprendido que no tenía ni idea de casi nada, he aprendido que necesito aprender más, y debo decir con el pecho henchido, que me he puesto manos a la obra en lo que a eso respecta.

¿Que he decidido?
Casi nada. Tan solo he tomado consciencia de ciertos detalles, uno de ellos es que nuestros sueños además de nuestros eran tuyos y mios, luego al fin y al cabo, siguen siendo mis sueños... Pensé en dejarlos morir algún tiempo, pero pronto vi cuan equivocado estaba. Luego pensé en hacerlos realidad a toda costa, hacerlos realidad con quien caminase a mi lado, pero... ¿Acaso no he dicho ya que esos sueños eran tuyos y mios, mas no suyos?.

¿Como voy a solucionarlo?
Los problemas difíciles siempre tienen fácil solución, (algo aprendimos de Ockham), aplicaré el principio de superposición a la inversa, cumpliré con mi parte del trato por mi mismo, y luego ya veré.

¿Que espero con ello?
Soñar un poco mejor cada día y vivir un poco mejor cada noche, hasta un día no saber distinguir entre la vigilia y el sueño.

¿Sigo creyendo en los cuentos de hadas?
Sin duda alguna. Solo que ahora se que no todos los cuentos de hadas acaban igual: en algunos muere la princesa y el príncipe la devuelve a la vida con un dulce beso de amor, en los otros es el príncipe el que muere, y la vida continúa... pero esos no han trascendido hasta nuestra era.

¿Queda algo por decir?
Muchisimas cosas, muchas al mundo, y más aún a ti, pero ese no era el objetivo de este mensaje, el objetivo de este mensaje era darme a mi mismo motivos suficientes para no dejar la entrada del concierto escondida en un cajón y quedarme en casa pensando: Esos sueños no son tus sueños, déjalos morir. Y creo que lo he conseguido.

Si vas al concierto, espero compartir contigo alguna de mis lágrimas, si no vas, te dedicaré alguna en silencio... espero no tener que dedicarte ninguna :)

Un saludo a todos.

Pd: Ismael Serrano – Balance

4 comentarios:

teologiadeS dijo...

Eres filósofo o algo por el estilo... Escribes muy bien. Me pasé por tu blog pero no me dio tiempo a comentar nada...

Un saludo y me gustan tus reflexiones.

IRENE••• dijo...

Curiosa autoentrevista :P Si me ves tú dime algo, porque yo no te ubico físicamente xD

Disfruta de Ismael :)

Edmundo Dantés dijo...

jajaja, mi primer concierto en solitario... y no es que toque yo solo.

¡A veces me desdoblo y me digo al oido, que bueno respirar sentirme vivo!

Jajaja, si me conoces, aunque no me conozcas... jajajaja a ver que nos cuenta el isma

Belén dijo...

Estaré a tu lado, más de lo que puedas imaginarte...

La distancia nunca es un obstáculo, no?