sábado, 30 de julio de 2011

El hilo se cortó

Memento homo quia pulvis es et pulverem revertis, memento mori.