jueves, 22 de diciembre de 2011

Inspirado en tu pregunta

-No soy celoso, lo fui una vez y luego comprendí la verdad, la carne es carne, ¿Qué más me da lo que hagas con ella? No te quiero por tu parte animal sino por la humana.
Ella me miró confusa y sorprendida durante algunos segundos, finalmente su boca dijo:
-¿Significa eso que crees en las relaciones abiertas?
-No, ni mucho menos. Lo mio es mucho más simple. Simplemente no creo en las relaciones, prefiero dormir en tu regazo a estar dentro de él pero también prefiero estar entre tus brazos que en tu corazón, pasar más tiempo en tus sueños húmedos que en tus planes de futuro, en fin, vivir cerca de ti a estar en tu vida... dame lo que quieras, toma lo que te pertenece y haz con lo demás lo que más gustes.
-No lo he entendido-dijo ella.
-Yo tampoco, ahí esta la gracia- contesté.

No hay comentarios: