viernes, 26 de marzo de 2010

Errores groseros

Errores groseros: Consisten en equivocaciones en las lecturas y registros de los datos. En general se originan en la fatiga del observador, en el error al transcribir los valores medidos a las planillas de los protocolos de ensayos, a la desconexión fortuita de alguna parte del circuito de medición, etcétera.

Estos errores se caracterizan por su gran magnitud, y pueden detectarse fácilmente al comparar varias mediciones de la misma magnitud. Por ello se aconseja siempre realizar al menos 3 (tres) mediciones repetidas.



Hoy cometí uno muy grande al interpretar un mensaje y una canción... por suerte, son fáciles de detectar.

1 comentario:

Belén dijo...

¿Cómo lo había interpretado usted? Todo en este mundo tiene múltiples lecturas y ninguna es menos verdadera que otra...

Duermevela...