domingo, 29 de agosto de 2010

The dragonslayer

Comienzo excusándome; por más veces que escribo no encuentro ninguna historia digna de tu épica aventura por las tierras mortales que compartimos.Seré escueto.

Sentado sobre la roca más alta distraía su mirada en aquel valle que tanto tiempo atrás había abandonado.

Ahora tras tanto tiempo, había llegado el momento de volver y enfrentar su pasado, el viaje le había hecho resistente, el frio del invierno había templado sus músculos, la supervivencia le había hecho fuerte, y el sendero que había elegido fue lo que lo había transformado en lo que era.

Guardó sus armas, se quitó el yelmo y comenzó a caminar ladera abajo. El momento había llegado. Acudía a aquel rocoso erial en ayuda de un viejo amigo, un joven mago que tiempo atrás había combatido junto a él, y que ahora, se encontraba en graves apuros, apuros que para él, eran solo un juego de niños. Pero sabía que al descender a aquel valle, entraba en el territorio del que huyó y al que le había sido prohibida la vuelta. Ahora todo era diferente, el miedo de el niño que fue, el niño que sin mirar atrás huyó dejándolo todo, ese miedo, ya había desaparecido.
Se colocó el yelmo, bendijo su martillo, y con paso firme, continuó caminando preparado para morir.

Horas después, los lugareños que le vieron pasar hicieron nacer su leyenda, la leyenda de dos hombres medio muertos que caminaban y sonreían apoyados uno en el otro hasta que finalmente, habiendo cumplido su misión, desaparecieron en el horizonte.

Aún hoy hay quien afirma, que al pasar por aquel camino se puede escuchar...

2 comentarios:

shinjikari dijo...

No podía esperar menos de tí. Gracias tio. Si estuvieras delante haría algo gay contigo XD...
Confórmate con un abrazo virtual :)

PD: Recuerda que las campañas terminan...y esto NO es una campaña ;)

Lenore dijo...

Pero donde está aquí el Check Point? que yo quiero pillarlo :P