sábado, 18 de septiembre de 2010

Al chico del pelo enmarañado...

...hasta los sueños se le enmarañan.

"Espídica espiral onírica de ideas inconexas y paradojas irresolubles...
...y tras cada giro de la espiral aparece entre nieblas un atisbo
de realidad non nata, una bocanada de lógica casi ahogada en un turbulento mar de posibilidades poco probables".

2 comentarios:

Lenore dijo...

Desenreda tu pelo y tus sueños..*

teologiadeS dijo...

Las paradojas me encantan, son espirales que te llevan cada vez más profundo.