sábado, 9 de octubre de 2010

No king rules forever

Me encanta.
No necesito música,
Prefiero escuchar peleas de gotas y charcos.
Me encanta.
No necesito ver el Sol,
Prefiero observar ese paisaje a rayas i.
Me encanta.
No necesito paraguas,
Prefiero llegar empapado a casa .
Me encanta.

Y al llegar a casa, ser increpado por un esquizofrénico y egocéntrico animal(¿Donde has estado?-¿Que horas son estas?-¿En esta casa no se cena?-¿No hay mantas o pasamos frió por gusto?-¿De verdad te vas a sentar ahí?) y al final, vuelve el chantaje:
Mira que suavita que estoy. Yo te quiero ¿Tu me quieres?




Pd:[...] pero con él me conozco más a mi mismo. Y me quiero nena ...
Pd2: Y aquí sentado, un día más... un día menos, vuelven a mi mente recuerdos de otros tiempos cuando todo se limitaba a no mancharse con los charcos.


2 comentarios:

teologiadeS dijo...

Precioso gato.

Un saludo

Lenore dijo...

Esa gata es la que sale en "La Huida" maullando, no? ;)