martes, 9 de noviembre de 2010

Weird man I am

Anoche la lluvia sorprendió a Elmo, se caló hasta las costuras.
El juguetero le ha recomendado reposo y tenderse al Sol cuando sea posible, dice que así mejorará pronto.

Estamos tratando de solucionar sus trámites más urgentes mientras él se encuentra en cama. Su agenda es larga e intensa, pero hemos encontrado algo que creo que Elmo no podría hacer, lo haremos por él.

Elmo nunca supo exigir, siempre ha sido demasiado agradecido para exigir nada, nunca exigió amistad, nunca exigió lealtad, nunca exigió fidelidad, ni siquiera exigió que le diesen la vuelta en los bares, pero nosotros si podemos, al fin y al cabo, él es la parte amable que ninguno de nosotros tenemos.

¡Exijo que sonrías! No tenemos la más mínima idea de que ocurre en tu vida y no es poco el tiempo que hace que no vemos tu cara, podría ser que pasases los días sonriendo y todo esto no fuese necesario, pero vamos a curarnos en salud.

Todos tenemos derecho a convertirnos en personas difusas, pero eso no te da derecho a dejar de sonreír, se que nunca tuviste un hermano mayor, y que salvo que el tiempo deje de fluir en el mismo sentido, ya nunca lo tendrás, si necesitas uno o algún día te apetece tenerlo, avisa, pero ante todo no dejes de sonreír, como tú dices, "Aunque a veces duela"

:)

¡Ja! ¡Lo sabías! ¡Soy un cansino!

Pd: Ahora les dejamos con unos minutos musicales:

2 comentarios:

Lenore dijo...

Aquí también cala la lluvia, y hasta el corazón...

Esperaré a que el tiempo influya, aunque no para tener un hermano mayor.



Sucede que a veces...

THANKS!!

teologiadeS dijo...

Hay que saber exigir porque se aprenderá a que salga solo.

Hay que exigirse ciertos estados de ánimo porque a veces se necesita sentirse así.

Un saludo.