jueves, 20 de enero de 2011

...y es que

A medida que pasan los años todos acabamos por descubrir que lo importante no es el número cuerpos con los que has compartido la cama, sino el con cuantas cabezas has compartido almohada
... junto a cuantas personas has soñado...

3 comentarios:

Tez dijo...

=D

Todo el mundo sueña, pero no todo el mundo es capaz de compartir sus sueños...

Lenore dijo...

jajajajajajaja
..o junto a cuantas melenas! :P

teologiadeS dijo...

Bonita entrada, breve pero bonita.

Un saludo